Porqué  sería conveniente Duque para el Oriente y para Antioquia?

Porqué  sería conveniente Duque para el Oriente y para Antioquia?

Por: Rubén Darío Quintero Villada
Dirigente Político

En las elecciones de mañana domingo, uno de los candidatos quiere hacerle creer al País, que la otra campaña representa la corrupción o están los “enmermelados” o los clientelistas, y al parecer una parte importante de los ciudadanos especialmente los jóvenes así lo creen.

Sin embargo no saben que la campaña Petrista está rodeada por personas que justa e injustamente han sido señaladas de los males que publicitan a la campaña de Duque. Baste mirar las Alcaldías de la izquierda en Bogotá, ¿no hay personas cuestionadas o condenadas?

De otra parte nosotros somos señalados de “parapolíticos”, e injustamente pagué una condena. Se cuestiona ese apoyo, sin embargo hoy el ilustre senador y exalcalde de Bogotá, Antanas Mockus que confesó su relación, hace más de 2 años, con otro grupo ilegal de la época, las FARC, ni siquiera es reseñado por la opinión publica; o peor, esos que se rasgan las vestiduras no cuestionan a Petro por recibir el apoyo de las FARC.

Se habla de “enmermelados”, el propio Mockus después del apoyo a la reelección de Santos ha facturado con “Corpovisionarios” más de 6.000 millones pesos con la Nación, aparte de los ejecutados con entidades territoriales; o los contratos millonarios de las ONGs de tendencia izquierdista con estas entidades institucionales, ¿o esto no es mermelada? Que decir de los más  de 50 mil contratistas de prestación de servicios que el exalcalde Petro contrató en su paso por la Alcaldía.

Conocí a Gustavo Petro en el Congreso, desde 1998, porque fui su compañero de “pupitre” en la Comisión Tercera de Cámara y luego en la Comisión Primera de Senado, buen congresista, especializado y exitoso en el control político, más que en la elaboración de leyes. Coherente con sus ideas de izquierda, pero con grandes reparos en su gestión en el ejecutivo como alcalde, personas como Claudia López, reconoció en estos días: “no es un buen gerente”.

El País esta polarizado, y esto “per-se” no es malo, por dos formas diferentes de gobernar, con dos ideologías opuestas, y esta es la decisión política a que nos vemos abocados en esta segunda vuelta presidencial, una de izquierda y otra de centro derecha.

Iván Duque representa unas propuestas de un Estado moderno y austero orientado a resultados y con 3 pilares: Legalidad (justicia + seguridad + confianza); Equidad (educación + salud + infraestructura) y Emprendimiento (Estado eficiente + empleos + inversión -impuestos y mejores salarios).

Indiscutiblemente le debe su formación y consolidación política a Álvaro Uribe Vélez y con él, ha construido y desarrollado los principios de un partido político con ideario claro, que es el que le está proponiendo al País.

Aparte ha forjado de manera democrática su liderazgo, ha mostrado sus grandes dotes profesionales y académicos, con una carrera internacional y en el Legilativo exitosas. Es el presidente que hoy requiere Colombia, con una ideología clara y es una persona moderada, en los términos que Norberto Bobbio cita: “El Moderado es, por naturaleza, democrático; un extremista de izquierdas y uno de derechas tienen en común el antidemocratismo”.

Su cercanía con Antioquia a través de sus terruños, su gran ancestro paisa, lo hacen ser un candidato que con toda seguridad le entregará grandes propuestas y grandes proyectos que como Presidente, beneficiará a todo el departamento, por los que tendremos la garantía y la tranquilidad de tener un amigo de primera mano para seguir trabajando por el Oriente, por Antioquia y por toda Colombia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *